Fotografo para Bebe a Domicilio – Leo 12 días

Tendemos a pensar que los recién nacidos se pasan el día durmiendo. Que todo es comer y dormir. Sin embargo, los bebés nacen ya con su personalidad y con su genio. Su único propósito cuando nacen es la supervivencia. Por eso las sesiones de recién nacidos no son fáciles de llevar a cabo. Requieren de tiempo y sobre todo de mucha paciencia. La mayoría de las veces las mamás termina la sesión diciendo: “No nos imaginábamos para nada la de trabajo que lleva realizar una sesión de fotos de recién nacido!”. Me reconforta muchísimo que se valore, el trabajo y la dedicación. Para mi son un mínimo de entre 3 y  4 horas de estar agachada, conteniendo la respiración y la tensión en muchos momentos. Realizando movimientos suaves y muy delicados para evitar que se despierten.

Aún así, a pesar de las dificultades que pueda tener esta profesión, cada mañana me levanto con una sonrisa de oreja a oreja. El poder trabajar con bebés de tan poquitos días es todo un privilegio. Y que los papás pongan su confianza en mi es de agradecer muchísimo. Amo mi trabajo, le pongo mimo y cariño en cada una de esas fotografías que les entrego. Le dejo con la sesión de fotos de Leo y su preciosa Familia. Y recuerda, si estás embarazada, escríbeme con  toda la antelación que puedas, para poder reserva fecha y realizar el reportaje. ¡No dudes en ponerte en contacto y reservar tu sesión de fotos de recien nacido!